La nave que nos llevará a Marte hará sus primeros vuelos en 2019

Por: Pedro Moya

Elon Musk afirma que el próximo año comenzarán los primeros vuelos de pruebas del BFR, el cohete/nave encargado de llevar a los humanos a Marte.

La nave que llevará al ser humano a Marte comenzará sus pruebas, con viajes cortos, a mediados del próximo año. Elon Musk confía en la planificación de SpaceX, pese a que los plazos sean más que ajustados.

Las declaraciones de alguien como Elon Musk siempre generan titulares, aunque no es para menos, ya que es la cabeza tras algunos de los proyectos más innovadores de la actualidad. Sus últimas palabras han sido en una sesión en el South by Southwest Festival de Austin, Texas, y ha desvelado más detalles sobre el plan de SpaceX para alcanzar Marte y colonizar el planeta.

Fue el pasado mes de septiembre cuando SpaceX mostró al mundo muchos más detalles de su plan para crear “una especie multiplanetaria”. El objetivo es llegar a Marte con humanos en 2024, una fecha que está literalmente a la vuelta de la esquina. ¿Demasiado optimista? Musk se reafirma y dice que a mitad de 2019 comenzarán los primeros vuelos cortos con el BFR (Big Fucking Rocket), el encargado de llevarnos a la superficie marciana.
Elon Musk respondió a una de las preguntas que le hicieron en este evento y la respuesta ha sorprendido: “estamos construyendo la primera nave interplanetaria que nos llevará a Marte y creemos que seremos capaces de hacer vuelos cortos y pruebas en la primera mitad del próximo año”.
Esto significa que el Big Fucking Rocket hará sus primeras pruebas de vuelo a mediados de 2019, el próximo año. Obviamente la expectación es máxima y también la presión, por eso el propio Musk ha rebajado un poco sus palabras sobre el plazo, bromeando con que, a menudo, son más que optimistas y podrían retrasarse.
Con todo, recordemos que el objetivo de SpaceX es que el cohete/nave BFR se conviertas en su vehículo “para todo”. En 2022 se lanzaría la primera misión no tripulada a Marte para llevar carga y equipamiento, y en 2024 llegarían los primeros humanos al planeta.

Mientras tanto, el BFR se financiaría a base de lanzamientos de otros Falcon 9 contratados por empresas privadas. Con más de 100 metros de largo, Musk y SpaceX no solo dedicarán este mega cohete a las misiones interplanetarias, sino que idealmente podría tener otros usos, como establecer una base en la Luna o, el más ambicioso, revolucionar los transportes en la Tierra.

Literalmente el viaje en cohete de SpaceX permitiría conectar dos ciudades de la Tierra en menos de 1 hora.

No olvides comentar y seguirnos en FacebookTwitter y Linkedin

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter