Apple se disculpa por los iPhones ralentizados y baja el precio de sus baterías

Por: Drita , @drita

Un comunicado de la propia Apple, ha decidido pedir públicamente una disculpa por no ser lo suficientemente transparente con sus usuarios, así como explicar mejor cómo iOS maneja la batería y rendimiento de los equipos.

Para empezar, la compañía asegura que “nunca hemos hecho, y nunca haríamos algo, para acortar intencionadamente la vida útil de ningún producto de Apple o degradar la experiencia del usuario para provocar que los clientes actualicen [sus dispositivos]”. Este ha sido quizás el mayor punto de discordia de toda esta historia, ya que muchos propietarios descontentos han llegado a pensar que Apple reducía el rendimiento de su teléfono como una forma de generar más ventas.

Para ayudar a mitigar precisamente esta confusión, la compañía ha anunciado que ahora ofrece el reemplazo de la batería de los iPhones fuera de garantía por 29 dólares, un coste notablemente inferior a los 70 dólares que cuesta habitualmente obtener una batería nueva para su teléfono. Desgraciadamente se trata solo de un descuento temporal, aunque durando hasta finales del 2018, la gente debería tener tiempo más que suficiente para aprovechar la oferta.

https://c1.staticflickr.com/3/2942/15233374520_abea3a452a_b.jpg

Apple asegura además en su comunicado que lanzará una actualización de su sistema iOS a principios del próximo año que brindará a los usuarios más información sobre el estado de la batería de su iPhone para que puedan ver así si su condición actual afecta o no al rendimiento del teléfono.

La firma dirigida por Tim Cook también ha querido hablar mejor sobre la propia dinámica de las baterías. En primer lugar, explica que las baterías envejecen y se degradan con el tiempo, algo que es inevitable para cualquier dispositivo alimentado por este tipo de unidades. Indica además que las baterías viejas y químicamente envejecidas son “menos capaces de alcanzar cargas pico de energía, especialmente en un estado bajo de carga”, un problema que provoca apagados inesperados en algunos teléfonos.

Para paliar esto, iOS 10.2.1 incluía una función que “mejora la administración de energía” para evitar apagados inesperados en el iPhone 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus y SE. “Con la actualización, iOS gestiona dinámicamente el rendimiento máximo de algunos componentes del sistema cuando necesita evitar el apagado”, se aclara en el comunicado. “Si bien estos cambios pueden pasar desapercibidos, en algunos casos los usuarios pueden experimentar tiempos de carga más largos para las aplicaciones y otras reducciones en el rendimiento”. Apple también implementó esta función en el iPhone 7 y 7 Plus con la versión iOS 11.2.

Mesa, Escritorio, Tecnología, Smartphone, Inteligentes

La compañía asegura que en los últimos meses ha recibido más comentarios de usuarios acerca del rendimiento degradado en situaciones específicas, algo que la firma cree que viene causado por el “envejecimiento químico continuo” de las baterías junto con errores menores y un “impacto normal y temporal en el rendimiento” que viene con actualizaciones de software. Apple en un principio no consideró las baterías en esta ecuación, pero ahora sí cree que los módulos originales de los teléfonos más antiguos probablemente tengan algo que ver.

La explicación de cómo iOS equilibra el rendimiento y la duración de la batería parece razonable, sin embargo, se trata de información que los consumidores deberían haber conocido desde un principio, siendo sin duda la razón principal por la que se le ha castigado tanto a Apple estos días.

Habrá que estar atentos a la próxima versión de iOS y ver qué nos muestra exactamente el nuevo indicador de estado de batería. Mientras tanto, siempre nos quedarán las baterías de reemplazo más baratas. Algo es algo.

No olvides comentar y seguirnos en FacebookTwitter y Linkedin

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter